Por fin acabó 2020. Un año atípico y difícil que nos ha demostrado que los ciudadanos somos vulnerables, que hay circunstancias y situaciones que sobrepasan a la humanidad. También nos ha demostrado que, con empeño, ganas e ilusión somos capaces de sobreponernos a las dificultades que aparecen en nuestro camino.

Ya estamos en 2021. Doce meses que tienen que ser el punto de inflexión en nuestras vidas para dejar atrás un tiempo muy complicado. Precisamente para conseguirlo, y en mi responsabilidad como alcalde de Calanda, voy a seguir comprometido en trabajar para mejorar nuestro municipio.
Bien es cierto que la Covid ha impactado en nuestra localidad con mucha fuerza, más en estos primeros días del año y con especial incidencia en nuestra residencia municipal. Un centro de atención a los más mayores que sigue siendo un ejemplo de trabajo, esfuerzo y dedicación por parte de la dirección y trabajadores, a quienes, nunca me cansaré de agradecer la enorme labor que están realizando.

Estas jornadas de enormes complicaciones y de muchos casos en Calanda nos tienen que servir para seguir haciendo gala de la responsabilidad individual y colectiva. Por nosotros, por nuestros mayores y por el futuro de todos.

Lo importante es la salud de todos y, por esa razón, tuvimos que adoptar medidas dolorosas como la suspensión de la Cabalgata de Reyes sólo unas horas antes de su celebración y como consecuencia del aumento considerable de casos conocidos esa misma mañana.

Una decisión dura, tomada a instancias del centro de salud, la Guardia Civil y la Subdelegación del Gobierno con el único propósito de salvaguardar a los vecinos ante el avance del virus.
Todavía quedan meses complejos, pero os pido que sigamos trabajando todos juntos por un objetivo común: nuestra salud. Sólo de esa manera podremos fijar y cumplir los propósitos marcados para Calanda. Es mi compromiso e ilusión. ¡Feliz y próspero 2021!

Alberto Herrero – PP Calanda