El paso de la borrasca Gloria ha golpeado con fuerza a prácticamente toda la provincia de Teruel y parte de Zaragoza.

La previsión según la Aemet, era que bajarían notablemente las temperaturas y que las acumulaciones de nieve podrían alcanzar puntualmente los 15 cm.

La realidad que hemos vivido fue que en buena parte del territorio se han acumulado espesores de más de medio metro de nieve y en el Bajo Aragón Histórico hablan de nevada histórica. Un episodio meteorológico al que en modo alguno estábamos acostumbrados y ni mucho menos preparados.

Afortunadamente en nuestra comunidad no ha habido pérdida de vidas humanas, pero si nos vimos afectados por muchísimos daños materiales que se cuantifican en millones de euros.

Solo en Teruel hubo 109 núcleos afectados, con 3.767 km de carreteras con graves problemas. Unos 70 pueblos amanecimos incomunicados el miércoles 22. Más de 30.000 vecinos sin luz en el Bajo Aragón Histórico y muchos de ellos, unos 3.000, acumulamos tres días seguidos sin suministro eléctrico debido a la caída de torres eléctricas (15 torres caídas y 14 fuera de servicio), en total en la provincia de Teruel las compañías eléctricas han instalado 32 generadores para poder abastecer a todos los pueblos.

Debido a los efectos del temporal 18 familias fueron desalojadas de sus casas.

También surgieron problemas de abastecimiento de agua en algunas localidades.

Además, las líneas telefónicas tanto fijas como móviles se han caído en varias comarcas.

Unos 2500 niños no pudieron acudir a clase. Solo en Teruel la Guardia Civil tuvo que rescatar a 33 personas, auxiliar a otras 50 y liberar medio centenar de vehículos durante el temporal.
Se hundieron decenas de cubiertas de granjas y naves industriales, además de los tejados de los pabellones de al menos 6 localidades. Se produjeron también daños en caminos y acequias, destrozos en olivares, desprendimientos en carreteras …

Más de 1.100 personas trabajaron en Aragón para hacer frente a la borrasca «Gloria».

Todos ellos coordinados desde el Centro de Coordinación Operativa Integrada, dirigido por la Consejera de Presidencia que ha contado con distintos representantes de DGA, 061, Subdelegaciones del Gobierno, Protección Civil, Diputaciones, UME (180 militares y 60 vehículos), Guardia Civil (416 agentes), CHE, Aemet, ENDESA y Telefónica.

El 112 atendió 5.400 llamadas en 4 días y más de 1.390 incidencias.

Los ayuntamientos, vecinos y agricultores voluntarios en todos los municipios han sido fundamentales para cubrir las urgencias que se han dado en los pueblos.

Las visitas al territorio del Presidente Pedro Sánchez, de la Ministra Carolina Darias, del Presidente Javier Lambán o de la Consejera Maite Pérez entre otros, han servido para que hayan visibilizado esta catástrofe y puede ayudar a que hechos como este no se repitan. Han comprometido ayudas directas o a través de créditos sin interés desde la DGA y agilizar la llegada de estas ayudas. Además se ha anunciado la preparación de una nueva ley de emergencias para procurar una mejor coordinación y mejor utilización de recursos materiales y humanos de la administración para, por ejemplo, evitar problemas de competencias a la hora de limpiar las carreteras. La política de prevención es más necesaria que nunca ante los cambios que se avecinan en el clima.

Los alcaldes y vecinos afectados lamentan que no sea la primera vez que se caen torres eléctricas y denuncian que no están preparadas para aguantar el peso de la nieve. Es necesario tomar las medidas oportunas para que Endesa y Electra del Maestrazgo tengan un mantenimiento correcto de sus instalaciones.

Por destacar algo positivo, tras un invierno seco, la nevada vino a solucionar la sequía. Los agricultores agradecen el agua y nuestros acuíferos también.

Los alcaldes de esta provincia lo hemos pasado muy mal. Hemos vivido momentos de gran tensión, de preocupación por nuestros vecinos. Algunos vecinos se lamentaban, otros criticaban y muchos colaboraron en todo lo posible. Muchos han demostrado espíritu de lucha, de arraigo a su pueblo y a sus gentes. Me quedo con esto, con todos aquellos que en los momentos difíciles son capaces de darlo todo en lugar de quedarse mirando y criticar.

Joaquín Noé – Alcalde de Ariño