El pasado 22 de diciembre se aprobaron los presupuestos para el ejercicio 2021 en el Consejo Comarcal del Bajo Aragón, los cuales deberán hacer frente al contexto de especial dificultad social y económica provocado por la pandemia de la COVID-19, y que salieron adelante sin ningún voto en contra y con el visto bueno de los dos representantes de GANAR.

Este apoyo se fundamentó en varias cuestiones, como la aceptación de varias enmiendas, entre ellas la puesta en marcha del proyecto «Pueblos vivos», a imagen y semejanza de lo realizado en otros territorios aragoneses, y que se basa enun conjunto de actuaciones en relación a la prestación de servicios, la creación de empleo o el acceso a la vivienda para contribuir a frenar la despoblación de las áreas rurales, fomentar la permanencia de la gente joven del territorio y potenciar la instalación de nuevos pobladores.

Así pues, dicha propuesta se plasmará en la contratación de una persona menor de 30 años en el marco del programa de Garantía Juvenil impulsado por el INAEM. Esta persona tendrá como primer cometido realizar un diagnóstico de las necesidades en los municipios bajoaragoneses, así como un inventario de todos los recursos existentes, mediante un proceso participativo que requerirá la implicación de ayuntamientos, grupo de acción local, entidades y asociaciones de todo tipo radicadas en el territorio y los propios técnicos de la institución comarcal.

Una vez realizada esa labor de análisis, se pasará a la fase de elaboración de propuestas, dirigidas tanto a los vecinos y vecinas del territorio como a aquellas personas que deseen establecer en el Bajo Aragón su residencia, comprendidas en las áreas de competencia comarcal, o en las que pueda resultar de especial interéssu ejecución y desarrollo desde la agrupación de varios municipios.

Esta batería de medidas a buen seguro iránencaminadas a mejorar la conciliación familiar, a reforzar el tejido asociativo, a potenciar la digitalización de empresas y familias,a transitar hacia una comarca más sostenible, a cooperar para la recuperación de los sectores más afectados por la actual crisis, a ofrecer herramientas formativas y alternativas de ocio a nuestra juventud, a proporcional el salto definitivo en materia turística o a facilitar la información sobre la disponibilidad de vivienda.

Aitor Clemente – GANAR Aguaviva