El Descenso a Saco de La Fresneda volvía el pasado fin de semana tras dos años sin celebrarse. Este acontecimiento deportivo atrajo durante la tarde del sábado a un total de 113 ‘bikers’ de diferentes localidades del territorio y también llegados de poblaciones de provincias cercanas como Zaragoza, Tarragona o Castellón.

El evento cumplió de sobras con las expectativas creadas por la Asociación Descenso a Saco Villa de La Fresneda, organizadora de la prueba, cuyos componentes se esforzaron y trabajaron para que tanto participantes como público en general disfrutaran del espectáculo deportivo.

Esta prueba, que nunca se tenía que haber dejado de celebrar, es sin lugar a dudas un gran reclamo por las fechas en que se celebra no solo para los amantes de esta disciplina deportiva sino también para muchas personas que pasan sus vacaciones en el territorio y que de esta manera tienen la posibilidad de unir deporte y turismo. El ejemplo más claro se pudo ver en cómo se encontraba la plaza Mayor, lugar donde estaba establecida la línea de llegada, abarrotada de un personal que no dejó de aplaudir y de animar en todo momento a los ciclistas.
Y es que, acontecimientos de esta índole, sirven para dinamizar el territorio y dar a conocerlo al público en general de ahí que las instituciones deben apoyar, aportando dinero, material o personal, a su realización. Está claro que el peso de la organización recae en la asociación que promueve la BTT, pero siempre es importante que sus asociados se vean respaldados en todo momento.

La vuelta del Descenso a Saco ha servido también para introducir una serie de novedades muy acertadas y que han gustado a los participantes como son el cambio de lugar de la salida y la llegada situada en la plaza Mayor. De este modo los propios ‘bikers’ se han visto arropados en todo momento lo que les ha servido para hacerles más llevaderos los últimos metros de un recorrido de 13 km. en el que el polvo fue el gran protagonista.

El Descenso a Saco de La Fresneda ha vuelto y lo ha hecho para quedarse y, por lo visto, para mucho tiempo.