El pasado fin de semana dos acontecimientos deportivos uno de índole nacional y otro de índole internacional concitó el interés informativo de nuestro territorio. En Santander se disputó el Campeonato de España de patinaje artístico de categoría alevín e infantil y en Ibiza tuvo lugar el Campeonato de Europa de Duatlón. En ambos eventos se contó con presencia de deportistas bajoaragoneses. En la capital cántabra participaron las alcañizanas Ariadna Sanz y Diana Zapater, mientras que en la isla, lo hizo el valderrobrense Carlos Jávega.

Dos de ellos dejaron muy alto el pabellón bajoaragoneses ya que se colgaron sendas medallas de bronce. Ariadna Sanz se la colgó tras una exigente competición en la que compitió con las 37 mejores patinadoras de categoría alevín del país. Por su parte, Jávega, hizo lo mismo en su categoría en dura e igualada lucha con los principales duatletas del continente europeo y defendiendo los colores de la selección española. Son claros ejemplos del triunfo de los humildes. De los deportistas que no salen en los medios nacionales ni internacionales pero que,sin embargo, al igual que los más famosos emplean muchas horas de su tiempo libre a prepararse tan solo pensando en hacerlo cada vez mejor y superar lo conseguido una semana,un mes o un año antes. Ariadna es una niña de once años a la que le encanta el patinaje artístico. En su segunda comparecencia en el nacional se propuso junto a su entrenadora Ester Velilla superar lo hecho el pasado año. Su objetivo primero era pasar el corte del disco corto, cosa que consiguió al terminar quinta. A partir de aquí se le abrió la posibilidad de lograr subir al podio cosa que logró tras un magnífico disco largo que los jueces supieron premiar con buenas notas. Sueño cumplido y, sin casi descanso, vuelta al trabajo, al entrenamiento casi diario con la vista puesta en otras metas. El valderrobrense Carlos Jávega llegó a Ibiza con la mente puesta en lograr una buena posición y lo que obtuvo fue un gran premio gracias a su constancia y a no desfallecer nunca. Son dos ejemplos de dos deportistas que, junto a otros muchos, le ponen mucha ilusión y horas de entrenamiento para conseguir las metas propuestas. A todos ¡ enhorabuena! y a seguir.