La semana pasada la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, nos confirmó personalmente, a mí y a mis compañeros diputados en el Congreso de las provincias de Cuenca y Soria, lo que ya sabíamos pero que algunos estaban empeñados en poner en duda: que la tarifa plana para nuevos autónomos durante 3 años en estos tres territorios continuará aplicándose en 2024 y que las ayudas al funcionamiento de las empresas siguen vigentes.

Acababa así un episodio de especulaciones en el que no faltaron ruedas de prensa y comunicados varios en los que partidos y organizaciones no sólo mostraban preocupación, en algunos más sincera que en otros, sino que reclamaban su espacio mediático en una postura común de azote al Gobierno de España.
Como representante de la provincia en el Congreso de los Diputados no pude sino sorprenderme por ver a según quien rasgarse las vestiduras por unas ayudas que ni votaron los representantes populares ni los representantes de Teruel Existe en las Cortes Generales. Hoy quieren hacernos ver un apoyo que nunca dieron antes. Si fuera por ellos, ninguna de las dos ayudas cuestionadas existiría hoy, porque ambas formaciones negaron su apoyo a los presupuestos en las que se aprobaron. Sólo quien escribe votó a favor de estas ayudas, que son fruto de unas políticas y unos fondos que nunca han apoyado quienes ahora gritan.

La verdad es que no hay alternativa que mejore la lucha contra la despoblación, el equilibrio territorial o la vida de las personas respecto a lo que está haciendo el PSOE. Totalmente a la contra en todo, el único discurso de la oposición es el anti sanchismo. No hay nada encima de la mesa que proponga algo mejor a lo que ya hemos empezado nosotros para mejorar.

Cuando anunciamos que el Gobierno de España cumplía con Teruel y mantendría la tarifa plana también para los nuevos autónomos en 2024, los socialistas de Teruel y Aragón aprovechamos la oportunidad para recordarle al Gobierno de Aragón, que también se había apuntado a criticar al PSOE y al Gobierno central con precipitación y la habitual saña a través de su consejera de Industria Mar Vaquero en la sede institucional, que además de pedir, también podía legislar a favor de los autónomos de la Comunidad.
Les avisamos, porque no parecían saberlo, de que otras 10 comunidades autónomas ya estaban aplicando un instrumento llamado «cuota cero» que permitía rebajar a cero euros las cuotas de la Seguridad Social el primer año de autónomos. Y es que es muy fácil hacer oposición, pero no tanto ejercer de gobierno. Por desgracia para todos, en Aragón y en Teruel tanto PP como Vox parecen haber olvidado que son gobierno.

No sólo olvidan que gobiernan, también se olvidan de lo que prometieron que harían cuando gobernaran. A muchos autónomos turolenses, agricultores y ganaderos, les vendrían muy bien las ayudas directas que prometió Azcón machaconamente en campaña, dando «lecciones» a quienes estábamos entonces. Ahora… ¿dónde están? Su socio Vox, que gestiona la consejería de Agricultura, saca muchas banderas y alienta el nacionalismo agrario, pero todo son balones fuera a la hora de ofrecer verdaderas ayudas a los agricultores y ganaderos. Sólo saben echar la culpa a otros y buscar el enfrentamiento, mientras el Gobierno del Estado hace el mayor esfuerzo de la historia por el sector.

También ocurre en más asuntos fundamentales para el futuro de nuestra tierra, como en la aplicación de la Transición Justa. Aún esperamos que el Gobierno de Aragón ponga algo de lo que debe poner, en línea con los acuerdos alcanzados con el Gobierno de España, que por su parte ya ha convocado varias líneas de ayuda.

Espero que los agentes sociales que reivindicaron la tarifa plana reivindiquen con la misma fuerza frente a los incumplimientos de otros gobiernos. Por mi parte, les ofrezco mi ayuda para lo que quieran. Siempre la han tenido y, si la hubieran querido aprovechar, quizá las cosas se hubieran resuelto sin el revuelo político.

Herminio Sancho. Diputado del PSOE por la provincia de Teruel en el Congreso de los Diputados