A pesar de la nefasta gestión en muchos temas en general, me quiero referir a la de la cafetería de las piscinas en particular, que por cierto llleva casi 8 meses cerrada con una continua queja de usuarios de la piscina que no disponen de un servicio, imprescindible, que tiene que dar el Ayuntamiento y más en estas fechas de tanto calor con la piscina olímpica abierta. Ya nos quejábamos en julio del 2017, a raíz de la licitación, en la que dicha instalación estuvo cerrada cerca de tres semanas, y nos parecía una barbaridad, pues llevamos más de 7 meses… juzguen ustedes.

A la hora de sacarlo a licitación, aportamos unas cuantas medidas para las bases, que iban a salir, todavía no sabemos si nos han tenido en consideración alguna y, en ese caso, cuáles y cuántas hicimos especial hincapié, porque queríamos ayudar a agilizar dicha licitación, pero está visto que ni aún con esas. Deseamos que por el buen servicio que hay que dar a los usuarios y público en general se abra inmediatamente esta cafetería.

Otro de los muchos temas que nos parece de ineficacia y otra vez de gestión pésima es el Polígono El Portal. Hemos hablado, escrito en forma de moción en Pleno, vamos por activa y por pasiva, pero ahí están los resultados del tan famoso “Puerto Seco”.

Ya en un muy lejano noviembre de 2015, en la inauguración de Expo Caspe, el presidente del Gobierno de Aragón, Lambán, dijo que en esta pasada legislatura sería una realidad, cosa que no ha sido así, ya no es que no se haya instalado ni una sola empresa más en dicho polígono. No se es que no se haya creado ni un puesto de trabajo nuevo, es que ni siquiera se ha hecho cumplir a Suelo y Vivienda, que es el propietario del terreno, el mantenimiento, armarios de luz sin puertas con el peligro que eso conlleva… un cartel anunciando que está allí, el polígono hecho trizas, y unas hierbas tan altas que da vergüenza.

Que sí, que ya lo sé lo que dirán algunos, como otras veces, es que es muy fácil criticar. Pero no, estamos denunciando y seguiremos denunciando, pero a la vez, aportando soluciones, ideas, para que Caspe no siga cayendo al abismo en el que estamos hace años.

Pero aún después de todo esto, y mucho más, a seguir gobernando, bueno si se le puede llamar así, por eso la conclusión en este pueblo es que: “más vale caer en gracia que ser gracioso”.