El próximo 10 de noviembre los turolenses nos jugamos más de lo que muchos piensan. Ante el discurso catastrofista de otros partidos, desde el PSOE nos presentamos pensando en un Teruel en positivo. Y lo hacemos con candidatos que vivimos y trabajamos en la provincia de Teruel, con el bagaje de haber trabajado en los Ayuntamientos de nuestros pueblos y en diversas instituciones, siempre pensando y actuando por el bienestar de nuestros vecinos.

Durante estos días de campaña y precampaña, he podido percibir el sentimiento de amor a sus pueblos de muchos y muchas turolenses. Gentes trabajadoras que quieren seguir viviendo en ellos, por pequeños que estos sean y con las dificultades que aún tengan. Y lo hacen porque creen que sigue mereciendo la pena. Generalmente no nos piden grandes infraestructuras, que además en muchos casos les quedan a un centenar de kilómetros, sino mantener y garantizar los servicios esenciales. En ese camino está el proyecto del PSOE, centrado en la mejora de la calidad de vida de la gente.

Para todas las y los turolenses queremos seguir trabajando en Madrid desde el Congreso y el Senado. No solo para seguir impulsando las infraestructuras necesarias para nuestra provincia, sino para afrontar con optimismo los otros muchos retos a los que nos enfrentamos de cara al futuro.

El reto demográfico es prioritario para el PSOE y, para afrontarlo, Pedro Sánchez creará, como anunció en el debate del pasado martes, un nuevo ministerio que se ocupará enteramente de este problema que afecta a Teruel. Creemos en una acción de gobierno trasversal que atienda a las condiciones concretas de nuestro territorio desde distintos ámbitos, como ya recoge la estrategia elaborada por el Gobierno socialista y aprobada en Consejo de Ministros.

Otro de los grandes desafíos es la reindustrialización de nuestra cuenca minera tras el fin del sector minero-eléctrico. Desde el Gobierno de Aragón y en colaboración con el Ministerio de Transición Ecológica se está trabajando desde hace tiempo para crear empleo estable en pueblos como el mío, Ariño, que se han visto afectados por el cierre de las minas y de la central térmica de Andorra. De hecho, ya hay proyectos en marcha, como el aprovechamiento del alabastro en Albalate del Arzobispo o el Balneario de Ariño, otros en fase de construcción, como la planta de fertilizantes de SAMCA en Ariño, y otros en tramitación, como la planta de pelllets de Andorra o la de Gres de Aragón en Alcorisa, además de las plantas de energías renovables en nuestro Bajo Aragón.

¿Cómo pueden decir algunos que no se está haciendo nada? Se hace. Pero también en el PSOE creemos que no es suficiente. Por eso queremos más y mejores servicios para nuestros vecinos. Y para eso, demostrando que cumplimos, los socialistas de Teruel nos presentamos a estas elecciones. Porque nos jugamos mucho.

Joaquín Noe PSOE Ariño