Tiempo atrás, hablando de hace dos meses, oíamos rumores… parecía todo sacado de un cuento. El tiempo ha ido pasando, el miedo aumentando, el pánico creciendo, y a día de hoy parece que no creemos en la situación de dicha evolución. Los que tampoco parecen que creían, era el gobierno y si no es así, lo ocultaron, para poder celebrar las manifestaciones feministas del 8M, ya que pasamos del domingo 8, con “aquí no pasa nada”, al lunes 9 con un pleno peligro total. Algún ministro ha dicho que el 2 de febrero ya iniciaron cambios legales para reducir plazos, ya conocían la gravedad del asunto, y no movieron ni un dedo hasta que aprobaron el Real Decreto de Estado de Alarma el 14 de marzo. Hay que recordar que el primer fallecido fue el día 13 de febrero, y lo único que nos aconsejaron fue que nos lavásemos las manos, a día de hoy llevamos más de 2.000 muertos y más de 30.000 infectados. Hay que decir que en 2014 con la crisis del Ébola, cómo atacó con saña Sánchez al anterior presidente Rajoy, y eso que no dejó ningún fallecido contagiado en España, diciéndole que era ¨presidente de un desgobierno¨. Ver para creer. El Presidente Sánchez y el vicepresidente Iglesias, se saltan la cuarentena según les conviene y en contra de lo que dicta el protocolo, dicen que no hay una restricción oficial para los contactos de positivos… increíble. Ruedas de prensa que no saben quién tiene las competencias y quién le corresponde explicar ni tomar la palabra. Y cuando sale a hablar Sánchez está 70’, no dice nada nuevo, ha censurado las preguntas Incómodas, el paripé de Miguel Ángel Oliver filtrando las preguntas, un mitin televisivo en toda regla, utilizando la televisión pública que pagamos entre todos, para su uso personal. Os suena eso, tantas veces comentado por ellos. Qué diferencia de una crisis a otra, el líder de la oposición en este caso sí que ha demostrado su saber estar en esta crisis sanitaria, apoyará la prórroga del Estado de Alarma , y no te digo más, ¡¡Ay si hubiera sido al revés!!. Tiempo habrá de pedir responsabilidades si en su caso es necesario, pero en estos momentos lo que toca es remar todos en la misma dirección y no actuar como hizo Sánchez y según qué medios de comunicación en la crisis del Ébola.

Florencio Vicente – PP Caspe