El Consejo Europeo del 17-21 de julio ha aprobado un gran paquete financiero para la recuperación económica. Así, se ha creado un Fondo de Recuperación, lo que supone que la Comisión Europea se endeudará por una cantidad de hasta 750.000 millones de euros para apoyar la recuperación, siendo la primera vez que la Comisión Europea se endeuda para financiar programas y no préstamos.

Los recursos se repartirán fundamentalmente atendiendo a los países más afectados por la crisis. La asignación total para España está en torno a los 140.000 millones de euros, es decir alrededor del 11,2% del PIB de 2019. Se trata de una cantidad extraordinaria que debe servir para impulsar la modernización de nuestro país.

Este gran programa de 750.000 millones de euros tiene dos finalidades. Un primer fondo para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la crisis, asegurando la cohesión económica y social de nuestro país, financiando programas de creación de empleo, la inversión en productos y servicios para los sistemas de salud, el capital circulante o la inversión de las pymes, inversiones en infraestructuras que proporcionen servicios básicos a los ciudadanos y medidas económicas en las regiones más afectadas por la crisis.

El segundo fondo es el más importante y ambicioso, pues se crea un Fondo de Recuperación, que acapara hasta el 90% del total de los fondos y el 80% de las transferencias. Este programa tiene como objetivo promover reformas e inversiones que aumenten la resiliencia y el crecimiento a largo plazo de los países, en línea con las prioridades de la Unión (transiciones verde y digital, etc.).

El objeto es asegurar la cohesión tanto social como territorial, además de asegurar inversiones en nuevos campos, de forma que Europa pelee la primacía tecnológica con USA y China, y es una oportunidad para establecer en España con esos fondos políticas que reequilibren España, entre ellos esta provincia.

Es un acuerdo beneficioso para nuestro país, y demuestra que tejiendo alianzas y forjando objetivos comunes y políticas a medio plazo, del mismo modo que hace ya casi treinta años con Felipe González y otros líderes europeos, se consiguieron los Fondos de Cohesión que tanto ayudaron a modernizar España. No es con coaliciones negativas como se hace Europa o cualquier otra propuesta de futuro, y de ello algunos líderes deberían tomar nota.

Francisco Javier Baigorri – PSOE Alcañiz