A pesar de ser de una importancia transcendental, entre unos cuantos partidos han pactado una polémica enmienda que elimina la referencia de que el Castellano sea la lengua vehicular en toda España. El Castellano, hijo del latín, como las demás lenguas romances se ha convertido en el medio de comunicación de una gran masa de hispanohablantes, de millones de estudiantes en Colegios y Universidades de todo el mundo y se va reforzando con otros vocablos y nuevas expresiones.

Es el resultado de elementos culturales hispanos, godos, cántabros, vascuences, mozárabes y otras zonas. Es el idioma oficial y vehicular en 21 países, el tercero más hablado en el mundo y el tercero más hablado en Internet y el segundo en Facebook y en Twitter.

La educación no puede ser una moneda de cambio, ni de color político, ni de entornos clientelares. Es urgente forjar un pacto de Estado por la Educación y propiciar el pensamiento crítico para formar seres humanos libres y con opinión. Para ello es fundamental un buen modelo de comportamiento social que sirva de referencia.

Los jóvenes y no tan jóvenes, tienen una gran desafección política y se sienten defraudados por los representantes políticos que deberían ser líderes en los que la sociedad confiara, con espíritu de justicia, flexibles, realistas, sensatos y con gran dominio del lenguaje para debatir y decidir.

Señores del Congreso: “El regalo más grande que puedes dar a los demás es el ejemplo de tu propia vida” (Bertolt Brecht).

Hace unos años, cuando yo impartía clases, me gustaba aconsejar a los alumnos que viesen el Telediario. ¡Por Dios! Ahora no me atrevería a ello, pues escuchar y ver a algunas de las personas elegidas por sufragio universal… da vergüenza ajena. En repetidas veces, el Congreso, que es el órgano Constitucional que representa al pueblo español se convierte en un circo, con gesticulaciones y palabras malsonantes que no pueden ser conductas a imitar.

Según Ralph Emerson: “El hombre no es más que la mitad de sí mismo. La otra mitad es su expresión”.

Carmen Agud – PAR Fuentespalda