Val de Zafán

Vía verde desde La Puebla de Híjar

Es el recorrido estrella del circuito que cuenta con 18 kilómetros hasta la antigua Estación de Puigmoreno.

En esta ruta se combina la carretera asfaltada, caminos de tierra y vistas como la del Acueducto ‘La Torica’ que recuerdan a la antigua vía de tren que unía La Puebla de Híjar con Tortosa, donde Val de Zafán era el nombre que recibía el terreno donde comenzaba el viaje del ferrocarril.

Los 130 kilómetros que existen de diferencia entre ambas localidades han sido habilitados para dividir la vía verde en cinco sectores: norte Teruel (Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín), Bajo Aragón, Matarraña, Terra Alta y Baix Ebre.

Dificultad 6/10
Vistas 8/10
Acceso a personas de movilidad reducida 3/10

Además de la vía verde, la más conocida de las propuestas, entre el Bajo Martín y Andorra-Sierra de Arcos se puede disfrutar de otras diez rutas con las que poder ir andando, en bici o a caballo: el Espacio BTT norte Teruel.

Rutas BTT en Andorra-Sierra de Arcos

1. Masías de Ejulve

Una travesía de 44,6 kilómetros donde la mayor parte del recorrido es de pista forestal.

Entra dentro de las rutas difíciles por tener más de 1.000 metros de desnivel.

2. Sierra de Majalinos

También en Ejulve, pero esta vez nos encontramos con una de las rutas que alberga mayor dificultad. 62,8 kilómetros de distancia y casi 1.600 metros de desnivel hacen de Majalinos un reto a cumplir por los más aventureros.

3. Ruta de la Muela

En Crivillén se puede disfrutar con más calma de las travesías planteadas.

La ruta alcanza los 24,5 kilómetros, gran parte en pista asfaltada, lo que le hace obtener el título de dificultad media.

4. Ruta Íbera

La ruta comienza en Ariño y que su longitud sea de 28,8 kilómetros no la hace sencilla.

De hecho, el 93% del trazado se realiza en pista de tierra. Eso sí, las vistas no pueden ser mejores: el Cerro Felio, el Palomar y la Sima de San Pedro se encuentran cerca del recorrido.

5. Río Escuriza – El Campillo

Díficiles 26,5 kilómetros que comienzan en Gargallo y que se sitúan principalmente en pista de tierra, pero también por carretera, senderos y pista asfaltada.

Entre Sierra de Arcos y el Bajo Martín

Con una ruta que puede empezar tanto en Albalate del Arzobispo como en Andorra, el contraste entre los dos tipos de relieve es evidente y hace de este trayecto un momento único para conocer el contraste que existe entre territorios vecinos.

Se tratan de 64,6 kilómetros si arrancas desde la localidad del Bajo Martín y 46,4 kilómetros si lo haces desde la Sierra de Arcos.

En ambos casos, la dificultad que con lleva es bastante alta.

Loma del Regadío y Ribera del Martín

Que no te engañen los 58,3 kilómetros sobre una pista de tierra, la dificultad de esta ruta está catalogada como media. Desde Híjar comienza esta entretenida travesía que te tendrá ocupado durante cerca de cuatro horas.

La principal observación a tener en cuenta es que hay que cruzar el río Martín en varias ocasiones.

Gran Travesía del Bajo Martín

Un recorrido general de 81,7 kilómetros desde Albalate del Arzobispo ofrece para los más valientes una travesía por pista de tierra que no será nada fácil de terminar para los aficionados, pero merece la pena atravesar sus caminos.

De todos modos, existe una atajo cuando llegas a Híjar por si no quieres pasar las cinco horas y media que dura el camino.

Los Barrancos de la Hoz y del Salado

Casi dos horas de intensos descensos por los barrancos del Bajo Martín.

Desde Híjar comienzan unos difíciles 28,3 kilómetros en pista de tierra. También existe una alternativa al descenso, pero se encuentra sin señalizar.