Tranquilidad, encanto, y mucha historia. Eso es lo que guarda el Monasterio de Nuestra Señora de Rueda. Un enorme tesoro patrimonial perteneciente a la orden cisterciense, situado en la Ribera Baja del Ebro, entre Sástago y Escatrón, a tan sólo una hora de la capital aragonesa.

Además de poder visitar su laberíntico interior y conocer todas las estancias por las que paseaban y hacían vida los monjes cistercienses desde el siglo XIII, los huéspedes pueden disfrutar de un sinfín de comodidades y placeres gracias a su Hospedería, reabierta en 2019. 

Junto a la Rueda que preside y da nombre al monasterio, abre sus puertas la magnífica hospedería que hoy acoge a los visitantes en el mismo lugar donde aquellos monjes pusieron sus primeras piedras, invocaron sus primeras oraciones y sembraron sus primeros frutos.

Un estilo único para una experiencia inolvidable

La hospedería de Rueda ofrece hasta 35 habitaciones, todas ellas distintas entre sí y con muchas posibilidades. La estancia está acompañada de una experiencia gastronómica basada en la cocina de autor.

La hospedería está ubicada en el Palacio Abacial y la Galería-Corredor. Consta de 30 Habitaciones y 5 Suites, conjugando perfectamente la arquitectura y el espíritu medieval con las comodidades de nuestro tiempo.

Inaugurado en Mayo de 2003, la oferta del establecimiento está dirigida tanto a reuniones de empresa y eventos como a un turismo cultural amante de la tranquilidad. La hospedería nos ofrece un espacio para desconectar en un ambiente de elegancia y confort. Todas las habitaciones son únicas, con una decoración y motivos singulares.

Las habitaciones dobles están en un lugar privilegiado: comparten el pasillo que da a la Plaza de San Pedro, donde se encuentra el espectacular patio interior. Las dobles superiores están divididas en dos estancias incluyendo una sala de estar, siendo las de la segunda planta con techo abuhardillado. La oferta se completa con habitaciones Junior Suite de gran amplitud, cama con dosel y bañera hidromasaje.

Eventos y reuniones corporativas

En la Hospedería de Rueda se puede disfrutar de diversas zonas comunes. Amplias y tranquilas salas donde poder descansar, realizar reuniones o comidas de trabajo. Salones con impresionantes detalles arquitectónicos para la celebración de todo tipo de eventos.

Un espacio donde las empresas puedan aislarse de la ocupación diaria. Localizaciones para cada evento con deliciosas y personalizadas propuestas gastronómicas.

Restaurante El Monasterio: Un placer para los sentidos

El restaurante El Monasterio nos ofrece distintos ambientes, desde el bar-cafetería con terraza y vistas a la zona monástica, hasta salas de comedor, la luminosa galería o la íntima bodega con grandes barriles de vino.

En su oferta gastronómica no faltan los mejores productos de la zona, siempre con una especial sensibilidad y preocupación hacia los alimentos de proximidad y los productores locales. Calidad y originalidad en cada bocado. El cocinero andorrano Sergio Tello está al mando de los fogones. Ha decidido implementar en la carta una comida mediterránea, que sostiene la tradición pero con ciertos toques modernos, y todo con productos de kilómetro cero.

En este restaurante pueden degustarse Vinos de la Tierra. Y qué mejor manera de completar esta experiencia que maridar los caldos con quesos de Samper de Calanda, jamón D.O. de Teruel, aceite D.O. Bajo Aragón, verduras cultivadas en huertos de la zona y pan de pueblo. Raíces, sabor y un viaje al pasado a través de los propios alimentos.