‘Slow driving’

Paisajes del Bajo Aragón

Si lo que te gusta es conducir, la sensación de libertad sin prisas y descubrir entornos únicos, esta es tu tierra vacacional. El ‘slow driving’ está de moda y las carreteras bajoaragonesas son únicas para practicarlo.

La comarca del Bajo Aragón reúne sin duda alguna todas las características perfectas para los amantes del asfalto y el motor.

Se han señalizado cuatro rutas moteras planificadas para disfrutar tanto de los paisajes, como del patrimonio y de la gastronomía.

Se trata de más de 500 kilómetros de carreteras secundarias, plagadas de curvas y perfectas para los moteros más apasionados. La cantidad de personas que realizan el trazado y las buenas condiciones de la carretera han hecho posible que nuestra comarca sea reconocida como ‘Motorbike friendly’.

Vistas: 9/10
Estado de las carreteras: 6/10
Cercanía: 7/10

Las carreteras por las que pasas habitualmente puede que solo sean para ti un elemento más de tu día a día, pero ¿qué te parecería disfrutar del trayecto de una manera única?

Conocer más el paisaje de tu zona es posible con una nueva mirada puesta encima de tu coche o moto, pero a baja velocidad para conocer mejor los escondites más inesperados de tu territorio.

‘The Silent Route’

Si vas en coche o moto y eres de esos para los que «el destino es la propia carretera», Maestrazgo y Andorra Sierra de Arcos acaban de estrenar la Silent Route, 63 kilómetros que unen ambas comarcas por la A-1702 desde la Venta de la Pintada, en Gargallo, hasta el Puerto de Cuarto Pelado, en Cantavieja, pasando por Ejulve, Montoro, Villarluengo o Cañada de Benatanduz.

Toda una experiencia para viajar sin prisas que nada tiene que envidiar a las rutas slow de toda Europa.

Está inspirada en míticos trayectos como la Ruta 66, la Romantische Straße en Alemania o las carreteras históricas de Los Alpes y lo que para muchos puede ser una incómoda travesía por poseer muchas curvas, para otros es el camino perfecto para poner en marcha todos sus sentidos y deleitarse de unas vistas en las que otros no se hubieran fijado.

Además de lo especial del recorrido, la página web de la ruta también te ofrece otras alternativas como qué más visitar, dónde comer o la historia de la carretera, lo que incrementa el poder turístico que posee.

Ruta de las ‘Bóvedas del Frío’

Otra de las rutas más famosas es la conocida como la Ruta de ‘Las Bóvedas del Frío’, es un interesante recorrido por estas constucciones únicas y que abarca la comarca en su totalidad. Esta ruta temática se prolonga durante 127 kilómetros en los que las protagonistas son las neveras construidas en la comarca durante los siglos XVI y XVII.

Las localidades que tienen en honor de poseer estos monumentos naturales son Aguaviva, Alcañiz, Belmonte de San José, Calanda, Cañada de Verich, Ginebrosa, La Mata de los Olmos y Valdealgorfa.

Unión de estilos

Esta ruta combina la historia propia de las antiguas neveras con la actualidad de recorrerlas sobre dos ruedas.

Rutas moteras del Bajo Aragón

Ruta de ‘Los Oasis’

Cuenta con 84 kilómetros disponibles y se caracteriza por por tener como punto en común a los tres embalses más importantes del territorio: el Gallipuén en Berge, el embalse de Calanda y La Estanca de Alcañiz, desdedonde arranca el recorrido para finalizar en Berge.

En esta ruta descubrirás los paisajes que rodean las localidades de Alcañiz, Castelserás, Torrevelilla, Calanda, Más de las Matas, Alcorisa y Berge.

Ruta ‘232’

Su nombre hace referencia al número de kilómetros que abarca y además hace un juego de palabras con la carretera nacional N-232, cuya mejora es la eterna reivindicación del territorio. Se trata de una ruta circular donde se pueden apreciar con claridad los contrastes paisajísticos del Bajo Aragón.

Si no te convencen, puedes trazar tu propio recorrido porque las carreteras del territorio son infinitas.

Ruta ‘Tierra y Arte’

Esta larga travesía es uno de los recorridos que solamente transcurre por carreteras secundarias. Sin embargo, cabe la posibilidad de conectarse con alguna de las rutas anteriormente mencionadas.

Este recorrido tiene aproximadamente 170 kilómetros y comienza en Alcañiz para finalizar en Valdealgorfa tras haber atravesado 16 municipios emblemáticos del Bajo Aragón.