Una cacerolada en la Plaza de España de Alcañiz para demostrar el descontento del sector de la hostelería en la capital bajoaragonesa. Esta es la forma que han encontrado los responsables de bares o restaurantes para llamar la atención sobre las estrictas medidas a las que están sometidos este tipo de establecimientos. Nos acompaña Pedro Soler, responsable del Bar La Lola, de Alcañiz.