Abordamos hoy un tema que está generando cierta polémica. Se trata del llamado sistema ‘Nutriscore’, también conocido como ‘semáforo nutricional’. La iniciativa, que parte desde el Ministerio de Consumo y que está coordinada con otros países europeos, busca implementar un etiquetado frontal del envase que ayude a escoger la opción más nutricionalmente favorable para el consumidor.

A este respecto, el aceite de oliva lleva muchos meses reclamando no entrar en esta clasificación, porque la asignación del algoritmo choca con los demostrados beneficios que plantea para la salud. Algo similar ocurre con otros productos, como el jamón, el ternasco o el queso. Para hablar de todo ello nos acompañan en programa Juan Baseda, director técnico del Consejo Regulador la D.O. Aceite del Bajo Aragón; y Ricardo Mosteo, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jamón de Teruel.