Reconozco que siempre he sentido predilección por los líderes que tienen una visión de futuro para su comunidad y mantienen una visión abierta del territorio en un contexto social y político donde imperan más los sentimientos, emociones más que la pausa, y el análisis sosegado para rechazar soluciones fáciles a problemas complejos Teruel es un ejemplo de ello y quisiera trasladar cómo veo a Teruel a través del prisma de mi propia vida.

Nací en Alcañiz y siempre que salgo del Bajo Aragón y estoy un tiempo fuera, echo de menos su luz y la maravillosa combinación de colores que provoca la mezcla del cielo azul infinito y los montes arcillosos plagados de olivos y almendros. No obstante, me sucede que cuando estoy mucho tiempo aquí, mi mente vuela y sueña con los olores propios de los montes del Pirineo que me provocan felicidad y bienestar. Otras veces cambio de tercio y aspiro a poder residir un tiempo en el Mediterráneo, cerca del mar ese mar tan cercano y tan diferente de la tierra baja. Quizás para determinado nacionalismo Turolense, no soy el «homo turolense» perfecto, pero quiero querer a mi Provincia como un espacio abierto y no un territorio estanco donde se pontifique que, todos los problemas del mundo pasan por Teruel y estamos llenos de enemigos que residen fuera de aquí: Por fin llegarán los lideres auténticos de la patria Turolense.

Me gusta mi país y creo que España es una gran nación- la quieres mas cuando has vivido fuera de ella- hago mío los valores constitucionales y respeto a los símbolos nacionales como es la bandera. Creo firmemente que quien no respeta a su bandera no se respeta a sí mismo, pero también pienso que el uso excesivo de ella, provoca tribalismo, populismo y exclusión. Quizás aquellos que se vanaglorian de ser «buenos españoles» utilizan la bandera (la supuesta patria) no como un fin, sino como medio para conseguir trivializar un discurso político en cierto modo excluyente, ya que se diferencian los buenos españoles (los de la pulsera) y los otros que lo son de segundo grado.

Me siento orgulloso de ser de Teruel, vivir aquí y apostar por una provincia llena de posibilidades, pero siempre me acompaña una cita de Federico García Lorca que me ata a tierra e intenta que mantenga una visión Turolense de la vida abierta al mundo.

«Odio al que es español por ser español nada más. Yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista abstracta por el solo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula; pero antes que esto soy hombre de mundo y hermano de todo»

Jorge Abril. PSOE Alcañiz